16 de mayo de 2016

PIPAS


Hay momentos en la vida en los que sentimos que estamos donde no deberíamos estar. Llevo un montón de tiempo sin pararme a pensar simplemente existo. Las semanas van demasiado rápido, y de lunes a viernes no tengo ni un minuto para descansar. Y no solamente eso quizás siento que lo que me está pasando ahora mismo no es lo que quiero que me pase.


Hoy me quedé sola, y decidí ir a caminar, ha sido un momento muy corto pero he sentido que de nuevo yo tenia las riendas, carretera o paseo, mejor paseo, sigo o giro hacia casa, casa, tengo cosas que hacer, he ordenado, cocinado cookies, leído una revista, y aunque me he sentido bien, me he dado cuenta de que hace demasiados meses que no decido lo que quiero hacer y hacia donde puedo girar. 

Dicen que la vida se compone de momentos de felicidad, ¿sólo momentos? pues no, en otros momentos de mi vida he sentido que cada día era una oportunidad para ser feliz y ahora eso ya no ocurre. Sigo en busca de mi sueño, pero entran los miedos de no saber si va a funcionar, ¿alguien querrá que sea lo que quiero ser? 

Estas épocas pasan sé que pasará, pero no se hacía donde tirar, algo en tú vida no va bien pero no tienes el coraje de cambiar, soy cobarde, creo que sí. 

Ese momento en que tú hijo llega de casa de un amigo de hacer un trabajo y trae una bolsa de chuches, que obviamente no se ha comido porque no le gustan mucho, y dentro que hay, pipas, esas pipas que antes eran simplemente eso a lo sumo traían un poco de sal y ahora saben a mostaza y ketchup, y no he podido resistirme, me he entregado a la caja tonta y he comido todas las pipas que quedaban en la bolsa sin poder parar, y de repente he sentido que eso era justamente lo que quería hacer en ese preciso momento del día, pipas que caen del cielo por casualidad y yo decido que quiero parar y comerlas.

No sé si me explico, querer recuperar las riendas de tú vida y sentir que aún no puedes te genera una ansiedad que no mereces, pero se que llegará el día en el que me siente frente al mar de mi querido Sitges y pueda preparar una lista de las cosas que quiero hacer en cada momento del día ya sea comer pipas, escribir un post, un libro, ensayar la canción de la Novia Cadáver, mis deberes o sentarme a ver pasar mis gatos por delante de mí.

Come pipas siempre que quieras, porque eso te hará feliz.






1 comentario:

Montse dijo...

yo no podría haberlo expresado mejor....

Publicar un comentario