16 de mayo de 2016

PIPAS


Hay momentos en la vida en los que sentimos que estamos donde no deberíamos estar. Llevo un montón de tiempo sin pararme a pensar simplemente existo. Las semanas van demasiado rápido, y de lunes a viernes no tengo ni un minuto para descansar. Y no solamente eso quizás siento que lo que me está pasando ahora mismo no es lo que quiero que me pase.