30 de abril de 2015

MI VOZ EN OFF

¡Hola!

La emoción me invade porque hoy os quiero hablar de un nuevo Blog, algunos de vosotros sabéis que me estoy formando o reformando como actriz de doblaje, pues sí, hace unos años, muchos, demasiados, estuve ya en este mundo estudié, me formé y de aquello salieron algunos trabajitos, pero como era la época en la que tenía que estudiar porque si no iba a ser una inútil en la vida pues me decidí a estudiar una carrera que no tenía nada que ver, y hasta ahora, en que la vida me ha vuelto a poner en la senda en la que quiero estar y de aquí ya no me muevo.

¿Os habéis preguntado alguna vez si lo que hacéis en la actualidad es realmente lo que queréis ser de mayor? Pues deberíais porque todos merecemos hacer aquello que nos hace felices, no vale tener un trabajo que nos hace felices a medias, no valen excusas, no vale conformarse, hay que ir a por todas sin discusión, y sino se consigue pues almenos lo habremos intentado pero no nos habremos quedado con el, ¿y si? de siempre que ya cansa, ¡la verdad!

Pues en eso estoy, estudio algo que me apasiona y eso no tiene precio, encima tengo tantas ganas que lo voy a intentar con todas mis fuerzas y a mi alrededor todo el mundo me anima para que no lo deje y por si fuera poco tengo mucho más tiempo que antes para disfrutar de mi familia, así que no puedo pedir más.

Entre esas personas que me animan está mi querida Beota, esa niña fea que se entusiasma conmigo cuando le enseño mis grabaciones, que lo quiere ver todo y no se olvida de nada, y gracias a ella que me ayuda siempre que se lo pido y puede tengo otro Blog. Se llama Mi Voz en Off, (Podéis clickar en el nombre para ir directamente) y será un blog en el que exclusivamente hablaré de anécdotas y cosas curiosas que me pasan y vivo desde que he empezado el curso. 

Espero que os guste y que lo paséis bien leyéndolo, esa es mi única intención dejar en una carpetita todas las cosas buenas que me están pasando, para que dentro de un tiempo pueda leer todo lo que escribí y recordarlo, y entonces espero ser Actriz de Doblaje o quizás no pero recordarme a mí misma que lo intenté con todas mis fuerzas y durante ese tiempo fui muy feliz.



17 de abril de 2015

EXCUSAS






La vida es una continua excusa. Almenos la mía. Cada dos semanas tengo sesión con mi Coach en LHH, he tenido mucha suerte porque es una mujer excepcional, ella es inasequible al desaliento, cuando tengo un bajón y normalmente hablando de mí los suelo tener, no cesa en su empeño por hacerme llegar al orígen del problema y la mayoría de las veces llegamos a una excusa.

Nos pasamos la vida diciendo, si no trabajase haría esto y aquello, si tuviese más dinero me compraría esto o aquello, si tuviera más tiempo, bla bla, excusas y nada más que excusas.

Yo ahora no trabajo, y si bien es cierto que he empezado a hacer cosas que antes no podía hacer, hay otras de esas muchas cosas que siguen formando parte de una larga lista de cosas pendientes, me enfado conmigo misma y empiezo a hacer una lista de esas cosas, las escribo y marco con una X las que ya están hechas, así me obligo a hacerlas, como ahora, los niños ven una peli y yo escribo, es viernes por la tarde no les voy a pedir mucho más, que descansen. Yo podría ver esa peli mala malísima que están viendo pero hoy me he dicho, ¡pues no! ¡escribe! adelanta el próximo post, ¡que demonios! 

Sacúdete la vagancia de encima y aprovecha este preciado tiempo que tienes para escribir, al fin y al cabo es una de las cosas que más me pueden gustar. 

Por delante un fin de semana lleno de planes pero en casa, voy a escribir todo lo que pueda, adelantaré el proyecto de costura que tengo entre manos, tenemos que trasplantar el mini huerto al huerto definitivo, leeré textos  para poner en práctica las clases de doblaje, y el lunes me haré un planning de todo lo que me queda por hacer. Que mi coach no vuelva a decirme que pongo excusas para todo, en realidad nunca me lo dice, pero yo se que es donde ella quiere hacerme llegar. ¡Que lista es!

Cuánto tiempo somos capaces de aprovechar o cuánto tiempo somos capaces de perder, depende de nosotros mismos, nadie nos va a ayudar a vencer la pereza, ¿pero no es una pena perder ese preciado tiempo que se nos ha dado?

¡No más excusas!


14 de abril de 2015

LA MENTE DE UNA MUJER


A veces me duele el cerebro de ser mujer. Estoy segura que muchas de las mujeres que leéis mi blog me habréis entendido con estas simples 9 palabras, dicen que andar o correr despeja la mente pero en mi caso aún me lía mucho más, soy capaz de darle tantas vueltas a una misma cosa que vuelvo a casa más liada que antes, a ratos la música despeja si la canción es de esas lentas que te hace sentir algo especial, pero no todas son así.

La capacidad de una mujer para darle vueltas a una misma cosa es insuperable, sea por un tema de trabajo, de amor, de la família o económico lo complico todo en mi mente, hasta que llega un momento en el que necesito parar, respirar y sacar esos malos pensamientos de mi cabeza para seguir adelante, o mejor aún al día siguiente siempre se ven  las cosas desde una perspectiva diferente, mucho más simple.

A veces en conversaciones con amigas ellas te ayudan a relativizar todos esos pensamientos raros que se intalan en nuestra mente. Yo sin ir más lejos soy una persona que huye de los confictos con otras personas, no me gusta discutir y me afecta por encima de todo. Tras una discusión con quien sea me puedo pasar los dos días siguientes dándole vueltas y vueltas, que habría tenido que decir, porqué no lo hice, como puedo ser tan tonta, y entonces de repente esa angustia pasa y lo único que sacas en claro es que ya no vas a discutir nunca más con esa persona.

En los temas del amor también tela, cuando era adolescente me podía pasar horas en el balcón de mi casa esperando a que el chico que me gustaba pasase por mi calle subido en su moto con la intención ¿de qué? pues aún 25 años después no lo he descubierto pero supongo que en aquella época cuando queríamos lo hacíamos con todas sus consecuencias y hoy en día aún sigo pensando quién era ese chico porque la verdad que no me acuerdo, ahora desde la distancia de una mínima madurez aquellas tonterías te hacen reír pero en aquél momento no había momento de descanso, sentías la necesidad de ver a ese chico estuvieses donde estuvieses, aquellos amores de juventud maravillosos que nos convierten en las personas que somos ahora.

Ahora las chicas de hoy deben pasarse horas mirando su móvil esperando a ver si el chico que les gusta está en línea o escribiendo, ha cambiado un poco el panorama pero seguro que las muy pavas como yo lo siguen pasando igual de mal que yo mirando por el balcón todas las motos que pasaban por debajo de mi casa.