13 de abril de 2013

LO SIENTO


Releía los últimos posts que he publicado y claramente se entreve que mi natural optimismo brilla por su ausencia, y es que en realidad es así, no está siendo una época fácil, no es explico los detalles para no aburriros, pero es que realmente no hay muchos día buenos en los últimos tiempos. Muchos aspectos de mi vida se han vuelto insoportables y podría mentiros y hacer ver que la vida sigue siendo de color de rosa pero a estas alturas del partido no vamos a ser hipócritas ¿verdad?

Muchas veces utilizo el blog como desahogo, como terapia para seguir adelante, escribiendo se me pasan todos los males, y reconozco que estoy abusando de vuestra bondad pero seguro que me perdonáis esta época pachucha que algún día acabará.

No neguemos que la primavera trae esperanza, el sol, el mar, la luz, tengo todo eso cerca pero tengo algo mucho más cerca aún, mi familia. Una preciosa familia sana, dos hijos siempre a mi lado y dos más a veces que cuando vienen tienen muchas cosas que contar. 

Quería publicar este post porque algunos amigos me habéis dicho que se me nota y lo siento, pero como he dicho al principio sé que me perdonáis.

Siento parecer egoísta, mi mente lucha contra pensamientos enfrentados del tipo, otros lo están pasando mucho peor que tú, no te quejes leñe,..pero es algo inevitable, y lo siento de verdad, mi amiga del alma me decía tomando un café hace unos días: es normal pensar en nuestra vida, en aquello que nos falta, en lo que no nos hace felices, y claro que podríamos estar peor pero también podríamos estar mejor.

Bueno no me enrollo más ya vale de autocompasión, espero que pronto notéis una mejoría en mi estado de ánimo, señal que esta época de mi.... ha pasado. En el fondo creo, que muchos de los que me leéis me entendéis porque, por desgracia, no soy la única que lo pasa mal en estos días.

Un beso, y gracias infinitas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario