5 de octubre de 2012

DEJÉMOS LA PEREZA A UN LADO


Jolín ayer me puse a escribir el post pero salía Leo Harlem en el Hormiguero y es que no puedo parar de escucharle y reírme, ¿este hombre improvisa o lo tiene estudiado?

Para más inri se me estropeó la conexión a Internet y tuve que dejar de escribir. Hoy de momento va, lo voy a decir flojito,...

Ayer me encantó el post de Baballa, porque lo que ella ha conseguido, engancharse a correr me gustaría que me pasara a mí, y la verdad es que me he picado, jolín yo viviendo en Sitges a 4 calles del paseo no tengo excusa.

Así que hoy no porque estoy agotada, PRIMERA EXCUSA pero un día de estos cojo las zapatillas y me voy a correr, tenéis que entender que por la mañana imposible, me tendría que levantar a las 5 y la verdad, no estoy tan loca. Así que el único rato que me queda es cuando llevo a los peques a la cama a eso de las 9 de la noche, y estoy un poco cansada la mayoría de las noches después del trabajo, las tardes de extraescolares, los deberes, los baños la cena y los 10 minutos minutos de lectura entenderéis que el cansancio está.



Pero cualquier día os doy la sorpresa y seréis los primeros en saberlo, ahora que tengo amigas que dejan de fumar y que dejan el café yo tengo que dejar la vagancia de una lado y lanzarme a la calle a correr.

Cuando estuve en Estados Unidos en Montana íbamos a correr muy a menudo por largas carreteras desérticas, más de un día se nos ocurrió pensar que nos cogería un chalao y nos cortaría a trocitos y nunca más se sabría de nosotras, pero no nos pasó nunca nada,...por suerte.

En fin que tengo que retomar esa vieja costumbre como sea, porque no puede ser de ninguna manera. FUERA LAS MALAS COSTUMBRES.



LO MEJOR DEL DÍA:

El confetti tiene la culpa,...




No hay comentarios:

Publicar un comentario