6 de septiembre de 2012

TORT


Nuestras pequeñas vacaciones de este año nos han llevado a la Vall Fosca pero no por ello hemos repetido los planes de la última vez, hicimos una excursión al lago de TORT. ¿Lo veis en el mapa? Para llegar allí subimos en telesilla y una vez allí hay una caminata que si estás en forma son 15 minutos de subida, y si no lo estás como es mi caso es una hora de pesadilla. Nuestro hijos y un amiguito subieron sin rechistar a un ritmo que a mi me resultaba imposible seguir. Una vez arriba cuando recuperamos el aliento y vimos donde llegamos, el esfuerzo valió la pena.


Este lago estaba justo donde nos dejó el telesilla


Esta fue la recompensa, el agua estaba helada pero tan limpia y transparente que se veía el fondo completamente.



Vamos, una chulada de excursión. En la montaña el tiempo se detiene y estar 3 horas tirando piedras intentando hacer los máximos botes posibles se convierte en lo más importante, el decir hola al que se cruza con nosotros y reponer fuerzas bebiendo y comiendo se convierte en lo esencial. Y aunque la subida sea dura, al final del día te sientes de maravilla porque has sido capaz de subir, te has esforzado y lo has conseguido.

¡Una gozada!




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, bueno... Tampoco fue 1 hora. Creo que tardamos 55 minutos. Todo un record de tardanza si lo vemos desde lo positivo

Telling Little Stories dijo...

Ya está el superdeportista que subió en 15 minutos como alma que lleva el diablo. Suerte que estábais para seguir el ritmo de los niños igual aún los estábamos buscando!!! Un placer teneros de compañeros de viaje. Un beso enorme! Cris

Publicar un comentario