4 de septiembre de 2012

PREJUICIOS


Ayer me pasó algo muy curioso, mientras hacíamos zapping con los niños fuimos a parar a la 1 en Alta Definición y retransmiten durante muchas horas al día los Juegos Paralímpicos, y justo ahí mis hijos me dieron una gran lección.

Estaban jugando a algo parecido al fútbol personas invidentes y mi primera reacción fue, jolines que fuerte ¿como lo hacen, como consiguen seguir a una pelota con un cascabel y calcular distancias y pasarla, y marcar un gol?, después ese sentimiento de admiración se va convirtiendo en pena y ya por último decides cambiar porque verlo resulta demasiado duro para seguir mirando, cuando cambié de canal, los niños gritaron:

- ¡Eh mamá déjalo que iban a marcar un gol!

Y ahí me quedé pensando, ellos no tienen prejuicios no los ven como personas discapacitadas, no sienten la pena que sentimos los adultos al ver a personas ciegas jugando a un deporte para personas que ven, ellos lo ven como lo que es, jugadores de fútbol marcando goles. Más allá de los prejuicios y la pena.

Hoy tocaba atletismo en silla de ruedas, claro,  y yo daba vueltas por la casa y lo único que ha salido de su boca ha sido:

- ¡¡¡¡Mamá ha ganado un Español!!!! 

Que gran lección de dos enanos. Ojalá nunca perdiesen la capacidad de valorar a las personas por lo que son capaces de hacer y no por su aspecto físico.




Oscar Pistorius


LO MEJOR DEL DÍA:

Hoy una amiga me ha mandado un mail para felicitarme por el blog lo cual es fantástico y agradezco de todo corazón, pero me ha enviado algunas de las cosas que escribe y ese voto de confianza me ha llegado al alma. ¡Gracias!


No hay comentarios:

Publicar un comentario