15 de febrero de 2012

PARA UNA CATALANA EN MADRID

Hoy estaba yo hablando con Raquel una catalana afincada en Madrid con la que básicamente hablo de semana en semana por temas digamos que medio profesionales y es una de esas personas con la que conectas desde el minuto 0, porque es una persona agradable, amabilísima y muy divertida. Y no sé como pero hemos acabado hablando de Sitges y de como le gustaría vivir justo donde yo vivo.


Y le hecho una promesa, que le iría a hacer unas cuántas fotos al mar para enseñárselas.


Así que después de un día en el que he trabajado un ratito, me he ido a Ikea, he recogido a los niños en el cole, he jugado al Monopoly, hemos hecho deberes y he escrito este post, he cogido las bicis y a mis hijos y nos hemos ido al paseo de Sitges a hacerle unas fotos del mar a Raquel. 


No os imagináis la maravillosa tarde que ha hecho hoy, el cielo estaba limpio de todo lo que se puede ensuciar, y el viento soplaba en la medida justa y en un momento, cámara en mano me he sentido feliz, feliz por la simplicidad del momento, porque con tan poquito se puede ser feliz y sentirte en paz y porque la vida es absolutamente grandiosa si se cogen estos pequeños momentos y los conviertes en enormes.


Raquel te espero en Sitges cuando quieras para ver todo esto en riguroso directo!



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Oh, gracias Cristina, por este regalo... me encantan. Si yo viviera en Sitges sentiría cada tarde que estoy de vacaciones.

Raquel Duque

Telling Little Stories dijo...

De nada. Lo prometido es deuda. ¿Alguna petición mas? El finde me voy al Lago de Banyolas, jajajaj

Beso!
Cris

Anónimo dijo...

Es un lujo levantarse por la mañana y ver cómo sale el sol viendo el mar.

Esto bien vale los 70 kms diarios que hago ida y vuelta a BCN y que nunca cambiaría por todo el oro del mundo!! O si! Pero para hacerme un peazo chalet delante del MAR.

Feliz fin de semana!

D

Publicar un comentario