17 de febrero de 2012

REFLEXIONES

Esto lo escribí hace ya algunos días unos cuántos antes de que se publicara el blog, simplemente porque tuve la necesidad de hacerlo.


Son las 00:19 y estoy escribiendo. Acabamos de llegar de una cena entre amigos. Es una hora rarísima para que yo esté despierta, porque normalmente me duermo a la hora de las gallinas y amanezco cuando canta el gallo, pero esta noche nos apetecía una raclette, ahora que el invierno ha llegado a Sitges.

Hubiese sido una cena/comilona normal si en un momento entre amigas metiendo platos en el lavavajillas una de ellas no me hubiese dicho que tiene un tumor en el pecho, en una décima de segundo piensas: que mierda de vida, bueno no es de los más graves seguro que saldrá adelante, pero y porqué a ella, y ahora que emprenden una nueva aventura profesional en otro país que complicado. 


Pero de repente te ves de nuevo en la mesa como si no pasara nada, riendo de tonterías, recordando viejos tiempos, viendo viejas fotos de bodas ya pasadas pero con ese run run en tu cabeza que no te deja vivir, y de vuelta a casa, negra noche y con una tormenta en el mar acechando lo único que eres capaz de pensar es: ¿Y por qué una persona tan buena va a tener que sufrir tanto para recuperar su salud y su felicidad?,….pero ni el relámpago ni el trueno son capaces de darme una respuesta.

Hoy me voy a dormir muy triste pensando en tantas mujeres y hombres que sufren esta maldita enfermedad y por los que ya no están, por aquellos que han luchado queriéndose aferrar a la vida y no lo han conseguido.

Mi amiga saldrá adelante lo sé, primero porque lo merece y segundo porque es una luchadora.

Buenas noches ángeles,…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No estés triste, no te preguntes por qué, no te tortures, es algo natural que pasa y ya.... y no tengas miedo de ponerle nombre, ahí se empieza a aforntarlo sin miedo ni tabúes: se llama cáncer y no es culpa de nadie!
Una ex-enferma de cáncer

Telling Little Stories dijo...

Hola, muchas gracias por tu comentario, de verdad. Es un alivio que en él aparezca la palabra ex.Y por suerte hoy en día cada vez hay más ex enfermos de cáncer.
Saludos. Cris

Anónimo dijo...

Muchas de nada! Por suerte, la medicina evoluciona mucho más rápido que la humanidad, y el cáncer sigue siendo lo que era hace 20 o 30 años, no nos equivoquemos, es la misma "p...", lo que no es lo mismo es la condiencia que hay de hacerse revisiones, tanto a nivel personal como sanitario, y los desarrollos de las pruebas y de los tratamientos, que hacen que aquí pueda estar yo escribiendo esto...
Por eso digo, cuando mucha gente se entera de lo tuyo te dice "El cáncer ya no es lo que era" - y una m...! El cáncer es lo que era, sólo que ahora nos enteramos antes de que lo tenemos (por suerte) y nos ponemos manos a la obra con una infinidad de tratamientos y sustancias que antes no había...

Publicar un comentario